Gris Tormenta
Image for post
Image for post

Puedes comprar los libros de Gris Tormenta directamente en nuestro sitio web o en las librerías que aparecen en la siguiente lista. Si prefieres pedirlos por internet, tal vez sea más fácil buscar los libros con su código ISBN:

Una vocación de editor: 9786079786687. En busca del presente: 9786079786670. Nuevas instrucciones para vivir en México: 9786079786663. Regreso a la Tierra: 9786079786656. Las posesiones: 9786079786649. Perder el Nobel: 9786079786632. En tierra de nadie: 9786079786625. Lo infraordinario: 9786079786618.

Librerías en México

Librerías con más de una sucursal: El Péndulo, El Sótano, Gandhi. Tiendas web: Gris Tormenta, Colofón, Amazon México. Aguascalientes: Librería de Los Escritores*. Chiapas: La Cosecha, Lalilú. Ciudad de México: Cafeleería*, Casa Almadía, Casa Tomada, La Siguiente Página*, La Increíble Librería*, La Murciélaga*, Librería del MUAC, Librería Herder*, Marabunta, U-tópicas*. Guadalajara: Elegante Vagancia, Impronta*, Librería Carlos Fuentes. Morelia: Traspatio*. Oaxaca: Grañén Porrúa*, La Jícara*. Puebla: Profética*. Querétaro: La Comezón*, Librería Cultural del Centro, Pessoa*. Tijuana: El Día*. Torreón: El Astillero*. Valle de Bravo: Arawi Librería. Veracruz: Mar Adentro.


Verónica Gerber Bicecci habla sobre libros descubiertos, el orden de su biblioteca y la importancia de la lectura como espacio en común.

Image for post
Image for post

En esta serie de entrevistas alrededor de la lectura, Gris Tormenta desea mostrar a un lector obsesionado con un puñado de libros; una obsesión que invite a otro lector a asomarse a una mente, a una manera ajena de leer, y acercarse a esos títulos que quizá desconozca o no ha leído todavía. ¿Cómo y por qué se desarrollan sentimientos por un libro en particular? ¿Qué provocaciones podemos encontrar en la exposición de esas emociones? ¿Podemos llegar al otro a través de sus lecturas?

¿Cómo sabes cuando estás frente a un texto inagotable, cómo se convierte en un clásico personal?

Cuando es capaz de desanudar, desenredar o romper ideas y preguntas que tenía fijadas, atadas o calcificadas. …


Ensayo de Louise Glück, Premio Nobel de Literatura 2020. Escrito en 1999 y publicado en el libro ‘American Originality. Essays on Poetry’.

Image for post
Image for post
© Janet Cardiff & George Bures Miller, ‘The Poetry Machine’, 2017.

En relación con la potencia reparadora del arte, debe hacerse una distinción entre la experiencia del lector y la experiencia del escritor. Para el lector, una obra de arte puede constituir una especie de mantra: al dar forma a la devastación, el poema rescata al lector de una oscuridad sin forma o gravedad; es una isla en caída libre; se convierte en su compañero de duelo, su salvador, una prueba de que el sufrimiento puede de alguna manera otorgar sentido.

Pero la relación del poeta con su composición me parece otra.

Vivimos en una cultura casi fascista en su imposición del optimismo. Una gran vergüenza se asocia a la idea y al espectáculo de la adversidad: el incentivo para suprimir o negar o truncar la adversidad se manifiesta en dos extremos: el culto a la salud perfecta (tanto física como psicológica) y, en el lado opuesto, lo que podría llamarse una pornografía de cicatrices, el torrente aparentemente interminable de memorias y poemas y novelas que se originan en la suposición de que la exhibición del sufrimiento debe producir arte auténtico y potente. Pero si el sufrimiento es tan difícil, ¿por qué su expresión debería ser sencilla? El trauma y la pérdida no son, en sí mismos, arte: son como la mitad de una metáfora. De hecho, el tipo de obra a la que me refiero — sin importar qué tan cierto sea su origen personal — está marcada por una especie de avidez preventiva. Parece demasiado dispuesta a ocupar los extremos más dramáticos; demasiado dispuesta a negar la pérdida como continuidad, como hecho inalterable. Propone más bien una narrativa de triunfo personal, una narrativa colmada de indicadores como «crecimiento» y «sanación» y «autorrealización», y culmina en la declaración, incondicional o exhaustiva, de la integridad del alma, como si la pérdida fuera meramente un catalizador de la superación personal. Pero así como el poder de la pérdida es minimizado o negado, también el orador llega a parecer totalmente fabricado, inhumano. …


Los editores nunca han sido del todo personajes públicos. Su importancia, en parte, reside justamente en esa invisibilidad. ¿Por qué escribir sobre ellos?

Image for post
Image for post
Claudio López Lamadrid / Foto © La Vanguardia

Se escribe de los editores (cuando se escribe) generalmente hasta después de su muerte. Tampoco inmediatamente después (excepto en prensa, claro), sino luego de unos años, en retrospectiva, y siempre en tonos más bien breves o modestos. Los editores nunca han sido del todo personajes públicos; si acaso son conocidos en los círculos literarios, siempre cerrados y pequeños. Su importancia, en parte, ha radicado justamente en esa invisibilidad. ¿Por qué alguien tendría que enterarse de la vida del tutor, del entrenador, del profesor o del editor si tiene acceso al artista, al atleta, al pensador o al autor? Su figura es naturalmente secundaria. …


Petrarca sintió la ambición de restaurar la gloria del pasado. Y eso significaba abrir las mentes de sus contemporáneos.

Image for post
Image for post
Benozzo Gozzoli, Cappella dei Magi, 1459.

En 1345, poco antes de que la plaga devastara Verona, el poeta y erudito italiano Petrarca estaba husmeando en la biblioteca de la catedral de la ciudad. Entre los deteriorados manuscritos, encontró cartas escritas por Marco Tulio Cicerón, el estadista y orador romano al que a veces se le atribuye el mérito de hacer del latín una lengua literaria. Hasta el descubrimiento de Petrarca, Cicerón estuvo casi totalmente olvidado, al igual que la mayoría de las grandes figuras de la época clásica. La lectura de las cartas de Cicerón — y otras obras abandonadas, como la historia de Roma, de Livio — le reveló a Petrarca la degradación de la civilización. Bautizó el período después de la caída de Roma como la Edad Oscura. La belleza del lenguaje de Cicerón y el rigor de su pensamiento infundieron en Petrarca la ambición de restaurar la gloria del pasado. …


Nuestros favoritos de 2020: los editores de Gris Tormenta seleccionan lo que más disfrutaron durante el año en que nos quedamos en casa.

Image for post
Image for post

En nuestro boletín publicamos los hallazgos curiosos y las lecturas de ocio que hemos hecho en las últimas semanas. Suscríbete para recibirlo mensualmente por correo electrónico — o explora el archivo de las ediciones anteriores de estos «Correos relámpago» de Gris Tormenta.


Presentamos aquí una breve selección, sin orden y sin categorías, de los libros que leímos este año: las lecturas de ocio de quienes trabajamos en la editorial. Libros con una voz, una atmósfera o una construcción que ya es parte de nuestra memoria.

Image for post
Image for post

La lengua salvada, de Elías Canetti

«Lo que más me atrajo fue la relación del autor con la lengua alemana: su intensidad por adoptar un idioma extraño a toda costa.»


Horacio Warpola habla de sus lecturas indispensables — de César Vallejo a William T. Vollmann — y de cómo la literatura ha forjado su relación con el mundo.

Image for post
Image for post

En esta serie de entrevistas alrededor de la lectura, Gris Tormenta desea mostrar a un lector obsesionado con un puñado de libros; una obsesión que invite a otro lector a asomarse a una mente, a una manera ajena de leer, y acercarse a esos títulos que quizá desconozca o no ha leído todavía. ¿Cómo y por qué se desarrollan sentimientos por un libro en particular? ¿Qué provocaciones podemos encontrar en la exposición de esas emociones? ¿Podemos llegar al otro a través de sus lecturas?

¿Cuáles han sido tus lecturas más memorables, los libros que relees o podrías releer?

Es extraño pensar en lecturas memorables porque parece que hasta la lectura más incómoda o aburrida es memorable hasta cierto punto. Creo que los libros a los que siempre regreso son los que no termino de descifrar y cada párrafo está subrayado por razones poéticas o misteriosas. Los libros que más releo son libros de poesía, que en realidad son ojeadas para recordar cierto verso o para ubicar de nuevo cómo termina tal poema. También es normal que regrese al Libro de los Pasajes, de Benjamin, o al Libro Rojo, de Jung, libros a los que vuelves como se vuelve a un restaurante: checas el menú, pero terminas pidiendo lo mismo. …


Una conversación a propósito de ‘Una vocación de editor’, de Ignacio Echevarría.

Image for post
Image for post

La escritora Lina Meruane y el editor de Almadía, Guillermo Quijas, conversaron sobre la edición literaria y sobre la vida y obra del legendario editor Claudio López Lamadrid, a propósito de la publicación de Una vocación de editor, el tercer volumen de nuestra colección Editor, escrito por el crítico y editor Ignacio Echevarría. Publicamos a continuación un extracto de esa conversación.

Lina Meruane: Es una alegría y una tristeza leer este libro porque me he acordado mucho de la persona que era Claudio, de las situaciones en las que lo conocí. Fue una tristeza pensar que ya no está. …


Fragmento de ‘La anatomía de la melancolía’, de Robert Burton, publicado en 1621.

Image for post
Image for post

En general, esto es lo que podemos concluir de la melancolía: que es de lo más placentera al principio, quiero decir, una ilusión de lo más encantadora, un humor de lo más delicioso para estar a solas, vivir a solas, caminar a solas, meditar, estar en cama días enteros, soñar despierto, como de hecho ocurre, y enmarcar mil imaginaciones fantásticas en sí mismas. El melancólico nunca está más complacido que cuando está haciendo lo propio, entonces está en el paraíso y no puede soportar el ser interrumpido. […]

Así puede seguir durante varios años, en razón de un fuerte temperamento o diversos asuntos que pueden distraer sus cavilaciones; pero al final lo que resulta es una imaginación desquiciada; su fantasía se trastorna y, habituada como está a este tipo de juguetes, no puede menos que seguir operando como un destino; la escena cambia de súbito, el Miedo y la Tristeza suplantan aquellos pensamientos placenteros, la sospecha, el descontento y la ansiedad perpetua ahora ocupan su sitio; así, poco a poco, esa cornucopia de ocio y soledad voluntaria, Melancolía, esa calamidad infausta, aparece, y así como despliega sus ramas hacia el cielo, asimismo hunde sus raíces en las profundidades qué hay debajo; no era tan delicioso en un principio, como ahora es de amargo y áspero: un alma gangrenada, macerada con pesares e insatisfacción, un ser cansado de la vida; la impaciencia, la agonía, la inconstancia y la indecisión precipitan al melancólico a miserias inenarrables. …

About

Gris Tormenta

Gris Tormenta es un taller editorial que imagina, edita y publica libros que reflexionan sobre la cultura y el pensamiento contemporáneo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store